Una mujer construye su casa con 6.000 botellas recicladas en una zona rural de Brasil

0
39


Una mujer brasileña construyó tras la muerte de su hijo una casa con más de 6.000 botellas recicladas, un ejemplo de reutilización de materiales, bioconstrucción, sostenibilidad y creatividad.

La bioconstrucción se trata de un sistema de edificación que busca el menor impacto ambiental, tanto en su construcción como en su funcionamiento, empleando ecomateriales, naturales y de calidad, productos reciclados, ahorro energético y saberes tradicionales. En bioconstrucción solamente se empleaj materiales de origen sostenible, se desechan las pinturas sintéticas, se busca la orientación solar adecuada, se realiza un estudio geobiológico del asentamiento y se apuesta por un buen aislamiento, integración de renovables, o sistemas de aclimatación natural.

Si hace no mucho rescatábamos el curioso caso del templo budista de Tailandia elaborado con más de un millón y medio de botellas de cerveza, hoy le toca el turno a una creativa vivienda rural del estado de Sao Paulo, edificada con 6.000 botellas desechadas de vidrio por una mujer tras perder a su hijo. Ella es Ivone Martins y ha concebido esta casa atendiendo a la sostenibilidad y al reciclaje. Como puede apreciarse en el vídeo realizar por Euro News, las botellas se disponen de lado y son unidas por cemento.

Este vodka artesano está hecho con ingredientes de la zona de exclusión de Chernobyl

Martins tuvo la idea de construir la casa después de ver grandes cantidades de botellas arrojadas en el área como desperdicio, contaminando los ecosistemas del paisaje y causando impacto negativo tanto visual como paisajístico. Aunque comenzó como terapia para combatir la pena de la pérdida de su hijo, ha acabado siendo también un interesante proyecto ecológico. De esta manera, gracias a la edificación de esta casa no solo redujo los costes de construcción, sino que ha ayudado al medio ambiente. Ya que su nuevo hogar ha llamado la atención de muchas personas, también es un reclamo para la concienciación ambiental. 

Publicidad

Con tres metros de altura, nueve metros de ancho y ocho metros de largo, Martin diseñó un dormitorio, pasillo, cocina y un baño con más de 6.000 botellas. Su ambicioos proyecto no se acaba aquí, ya que también está diseñando el mobiliario para la vivienda, para el que desea incorporar otros materiales reciclados. 

Fuente | Euronews





Source link

قالب وردپرس