El primer hotel espacial con gravedad artificial estará en órbita en 2025

0
51


Para los turistas más insaciables, forrados y extravagantes, este hotel puede convertirse en un paraíso. Por si los destinos terrenales resultan insuficientes, este complejo espacial con gravedad artificial pretende estar en órbita para 2025.

El diseñador de la estación espacial Von Braun, Tim Alatorre, reveló numerosos planes que detallan la construcción de un verdadero complejo en el espacio, un plan nada barato pero sí trepidante y espectacular para turistas que quieran dar el salto de nuestro planeta al cosmos.

El hotel espacial estará construido por la Fundación Gateway, será visitado por unos 100 turistas por semana para 2025 y además de gravedad artificial contará con bares, acogedores interiores y cocinas completas.Eventualmente, ir al espacio será otra opción que las personas elegirán para sus vacaciones, como ir de crucero o ir a Disney World”, reveló el diseñador en una entrevista ofrecida a Dezeen, recalcando que pronto la gente normal, no solamente la rica, podrá permitirse este lujo.

Los astronautas podrían autocurarse con piel y huesos impresos en 3D de sus propias células

La Estación Espacial utilizará tecnología existente utilizada en la Estación Espacial Internacional, pero diferirá en un aspecto crucial: el hotel tendrá gravedad artificial, lo que hará que la estadía a largo plazo sea mucho más manejable. El diseñador piensa que la gravedad, aproximadamente una sexta parte de la Tierra, agregará un “sentido de dirección y orientación que no está presente en la EEI”. Las personas que visiten el complejo podrán ir al baño, ducharse o comer alimentos con absoluta normalidad. 

Publicidad

Las ideas para la estación fueron tomadas de nada menos que de la figura controvertida Wernher von Braun, el científico nazi que desarrolló el infame cohete V2. Después de la guerra, la NASA lo acogió y se convirtió en un famoso científico estadounidense. El hotel será parte de su complejo legado.

La estación estará hecha por una rueda gigante de 190 metros de diámetro, que girará para generar una fuerza gravitacional (similar en atracción a la de la luna). 24 módulos individuales con instalaciones para dormir y apoyo se distribuirán alrededor del volante en tres cubiertas, proporcionando alojamiento a unas 400 personas en total.

Alatorre compara el hotel con un crucero, señalando que tendrá “muchas de las cosas que se ven en los cruceros: restaurantes, bares, conciertos musicales, proyecciones de películas y seminarios educativos”.

El complejo pretende inundar nuestras mentes de la ilusión de viajar más allá de los confines terrestres, instaurando una cultura de turismo en naves espaciales. Dentro de este proyecto, algunos módulos podrían ser comercializados como condominios y otros, ponerse a disposición de gobiernos y organizaciones para investigación científica.

En cuanto al diseño de los interiores, se emplearán materiales naturales modernos que sustituyan a la piedra y la madera y que sean livianos y fáciles de limpiar. La iluminación, las pinturas y las texturas de colores cálidos agregarán una sensación hogareña.

Las actividades de ocio concebidas para esta estación incluyen desde baloncesto de baja gravedad a  trampolines y escalada en roca. Para construir el hotel se usarán sistemas automatizados como drones y robots, estando ya en órbita, así como GSAL, maquinaria especial de construcción espacial desarrollada por Orbital Construction.

Por su parte, la Fundación Gateway quiere expandir un imperio de naves y construir estaciones espaciales más grandes a medida que crece la demanda de tales vacaciones. Su próxima clase de estación se llamará The Gateway y podría, según sus planes, acomodar a más de 1.400 personas al mismo tiempo.

Imágenes | Von Braun Space Station

Fuente | Big Think



Source link

قالب وردپرس