Crean hologramas vanguardistas que pueden verse, oírse y sentirse

0
49


Investigadores de la Universidad de Sussex han encontrado una manera de crear hologramas de vanguardia que no solo se pueden ver, sino también escuchar e incluso sentir, todo ello recurriendo a la ayuda de la tecnología vintage.

Los hologramas han permitido en los últimos tiempos ser la apuesta de marcas creativas para diseñar sus logotipos, sustituir a los animales de los circos por alternativas más éticas, revolucionar con innovación los museos, estudiar los órganos humanos con realidad aumentada o incluso sentar el paradigma de nuevas formas de comunicación.

Ahora, un grupo de científicos ha podido desarrollar hologramas que no solo se aprecian visualmente sino que también pueden tocarse y sentirse, aumentando sus posibilidades para diversas aplicaciones futuras. Los investigadores publicaron un documento en su dispositivo, que llaman la Pantalla de trampa acústica multimodal (MATD), en la revista Nature.

Marcas no convencionales: ahora se podrán registrar hologramas o logos en 3D

¿En qué consiste esta insólita creación? La tecnología vintage juega un papel clave en este invento. El dispositivo funciona con el uso de ondas de ultrasonido que atrapan y mueven un cordón de poliestireno de dos milímetros de ancho en el aire. La cuenta traza la forma de un objeto en tres dimensiones, mientras que los LED brillan con luz roja, verde y azul.

Publicidad

Como dicha cuenta se mueve a velocidad muy elevada, el ojo humano solo ve la forma completa, una ilusión convincente no muy diferente a la forma en que una serie rápida de cuadros fijos se parece a una imagen en movimiento.

“Nuestra nueva tecnología se inspira en televisores antiguos que utilizan un solo escaneo de haz de color a lo largo de la pantalla tan rápido que su cerebro lo registra como una sola imagen”, dijo el investigador Ryuji Hirayama en un comunicado de prensa. “Nuestro prototipo hace lo mismo con una partícula de color que puede moverse tan rápido en cualquier lugar del espacio 3D que a simple vista ve una imagen volumétrica en el aire”.

El uso de ondas de ultrasonido permite que el dispositivo produzca ruido audible, así como una sensación física. El investigador Diego Martínez Plasencia apuntó en la nota de prensa que, incluso aunque nos sea audible para los humanos, el ultrasonido se trata de una onda mecánica que transporta energía a través del aire. “Nuestro prototipo dirige y enfoca esta energía, que luego puede estimular sus oídos para el audio, o estimular su piel para sentir contenido”.

Los investigadores prevén versiones futuras del dispositivo utilizando múltiples cuentas para crear hologramas con más detalle. Además, por sus características y a diferencia de muchas tecnologías de vanguardia, podría ser fácil que el MATD dé pronto el salto al mercado comercial, convirtiéndose en un producto de consumo con múltiples posibilidades, ya que está creado con componentes de bajo coste. 

Fuente | Futurism



Source link

قالب وردپرس