Tras cuatro años, una gran broma de Internet llega a su fin

0
85


En noviembre de 2015, la joven Sarah Smith de Bristol, Vermont en Estados Unidos tuvo una idea. Había visto una historia sobre una chica que pegó un Dorito a la pared para ver cuándo su padre se daría cuenta. Smith decidió hacer gastarle la misma broma a su propio padre con una galleta de queso de la marca Cheez-It. La joven pegó la galleta al salón de su casa, y esperó.

Vi un tuit en el cual una chica cuenta que pegó un Dorito a la pared y su padre no se dio cuenta durante semanas. Voy a hacer lo mismo con un Cheez-It.

Al final, Smith terminó esperando casi cuatro años. Durante ese periodo, la joven le contó a varias personas, entre ellas todo Twitter, sobre lo que había hecho con la galleta y les pidió que le guardaran el secreto. A lo largo de los años, Smith publicaba actualizaciones sobre el estado de la galleta y su padre en Twitter. 

Publicidad

En una actualización, su padre reorganizó el salón y no se dio cuenta. En otra, Smith comentó que se había mudado de casa, y que su madrastra le había dicho que la galleta seguía ahí. 

Día 122. Mi padre reorganizó los muebles y puso una estantería en frente del Cheez-It, así que lo tuve que mover.

¡Sí! Qué risa. Me mudé hace unos meses pero le pregunté a mi madrastra si [la galleta] seguía ahí y dijo que sí.

Tras tantos años, ¿cómo se dio cuenta el padre de Smith de que había una galleta en su salón? Al parecer, todo fue un accidente. Smith afirmó que la galleta se había puesto tan rancia que se cayó sola. Cuando su cuñado fue a visitar a su padre, vio que no estaba la galleta y le preguntó si por fin la había encontrado. El hombre no tenía ni idea, y se quedó muy sorprendido al saber que su hija le había gastado una broma durante años (y que esa broma se había convertido en una de las más populares de Internet). 

“Todo Internet parece estar muy enfadado con [mi cuñado], pero cuando me lo dijeron, yo solo me puse muy triste porque era el final de una etapa”, comentó Smith. 

Con mucha tristeza, debo anunciar que se ha acabado la broma. Después de 1.410 días, casi cuatro años, mi cuñado ha metido la pata y le ha dicho a mi padre [sobre la galleta].

Smith contó la historia en Twitter esta semana y le reveló a sus seguidores que la broma había terminado. El anuncio había sido retuiteado o marcado con un “me gusta” más de medio millón de veces a la hora de publicar este artículo. En la publicación, Smith se lamentó de que su familia no reemplazó la galleta cuando se cayó, y que nunca sabría cuánto tiempo su padre hubiera dejado la galleta en la pared sin darse cuenta. 

“Gracias a todos que me han apoyado a mí y la Cheez-It a lo largo de los años”, comentó Smith.

[BuzzFeed]



Source link

قالب وردپرس