Linux moderno funcionando en un portátil Pentium de 1994

0
1115


Una de las recomendaciones más frecuentes en la Web es la de instalar Linux para extraer rendimiento extra de un ordenador antiguo, pero la pregunta es, ¿qué tan atrás podemos ir? Algunas distros simplemente no están preparadas para trabajar con hardware tan antiguo, sin embargo, un usuario conocido como «MingcongBai» en Imgur decidió llevar Linux al límite instalando una variante retro de AOSC OS sobre un portátil Toshiba T4900CT de 1994.

Para muchos usuarios allá afuera, extender la vida útil de un ordenador es una necesidad. Algunos entusiastas insisten en que Linux es la clave. ¿Quieres un paquete de oficina, un navegador al día, acceso a redes sociales, reproducción de audio y vídeo, y miles de programas compatibles? Todo comienza con una distro, pero lo ideal es que se adapte lo mejor posible al hardware que servirá de base.

Lo que verás a continuación puede ser considerado como una prueba de concepto o un simple experimento informático, pero en segundo plano no hace más que confirmar la flexibilidad del pingüino. El usuario de Imgur «MingcongBai» es un colaborador en el proyecto AOSC OS, y decidió crear una variante retro compatible con chips i586. ¿Para qué? Para su instalación en un Toshiba T4900CT del año 1994.


Linux moderno en hardware retro

Ese portátil está en excelentes condiciones…

Publicidad

Comencemos con el hardware: El Toshiba T4900CT tiene un lugar especial en la historia por ser uno de los primeros ordenadores portátiles (por no decir «el» primer ordenador) en utilizar un procesador Intel Pentium, en este caso un clásico P54C a 75 MHz.



La memoria RAM fue llevada a su máximo de 40 MB, pero todavía conserva su disco duro original de 810 megabytes (772 MB formateados). El T4900CT era muy hi-end a fines de 1994 y principios de 1995, con un escalofriante precio de 7.499 dólares (más de 12.500 dólares ajustados por inflación).


systemd, fuente de odios y amores en el universo Linux

Al momento de publicar las imágenes, el ordenador de «MingcongBai» cargó sin sobresaltos al kernel longterm 4.19.67 de Linux (el último es 4.19.68), con systemd v242. El consumo total de memoria asciende a 8 megabytes, mientras que el kernel ocupa apenas 1.6 MB de RAM gracias a una configuración mínima. Irónicamente, la parte más complicada para «MingcongBai» fue lograr que el sistema operativo entre en el disco duro. Algunas cosas quedaron en el camino, como el soporte Python y Perl.


74.9 MHz de puro poder

¿Qué es lo que sigue? Una parte de la comunidad quiere repetir el experimento con procesadores alternativos (Cyrix, AMD), por lo tanto, «MingcongBai» buscará reducir los requerimientos a i486. El resto es cuestión de optimizar su rendimiento. Bash necesita ser reemplazado (tarda más de 10 segundos), y lo más probable es que GNU nano reciba ajustes en sus extensiones .nanorc. Esperamos más novedades pronto.


Fuente: Imgur

Fuente: Hackaday



Reportar



Source link

قالب وردپرس