¿Tener sexo te ayuda a dormir mejor (y viceversa)?

0
26


La investigación científica revela el vínculo mutuo que mantienen el buen descanso y las relaciones sexuales regulares, ligadas a la segregación de hormonas ligadas al sueño y al deseo. Ahondamos en el tema.

El dormitorio, según datos de la National Sleep Foundation, está diseñado para dos cosas: el sexo y el sueño, dos cosas aparentemente inconexas pero que guardan una estrecha relación según investigaciones científicas recientes, las cuales apuntan que arreglar una podría mejorar la otra, y viceversa.

Información de interés en un mundo contemporáneo donde la higiene del sueño ha empeorado considerablemente –un tercio de los adultos no descansa lo suficiente, cerca de un 12% duerme menos de 5 horas, y un 23 % menos de 6- y la tasa de relaciones sexuales anuales ha experimentado una notable caída en los últimos años, también en la generación millennial.

Diez cosas que no deberías tener en tu dormitorio si quieres dormir bien

Por una parte, la investigación revela que la falta de sueño de calidad durante el número correcto de horas por noche puede llevar a una disminución del estado de ánimo, la libido y la motivación romántica. En este sentido, los expertos subrayan que aunque no hay suficientes pruebas clínicas sólidas para sugerir que el sexo te adormece, sí se puede afirmar que los mecanismos básicos tras los químicos liberados durante el sexo pueden ayudar a que uno duerma mejor.

Publicidad

En torno al buen descanso interviene la liberación de oxitocina durante el sexo, la conocida como “hormona del amor” y cuya liberación está ligada a sentimientos de afecto y contacto sensual o cariñoso, conduciendo a sensaciones de placer, bienestar y alivio del estrés. “Otras hormonas, como la dopamina, la prolactina y la progesterona, se han implicado en afectar la mente con una sensación de alivio, relajación y somnolencia después del acto sexual satisfactorio”, reveló a Healthline el neurológo y médico del sueño Amer Khan, que sugiere que se precisan más investigaciones a gran escala sobre la materia.

Una revisión de 2016 de la investigación realizada en la Universidad de Ottawa sugiere que tener relaciones antes de dormir puede disminuir el estrés y posiblemente ayudar a los insomnes a iniciar y mantener su sueño, lo que convierte a las prácticas sexuales en una “alternativa posible o un complemento a otras estrategias de intervención para el insomnio”.

El consejo como médico del sueño de Amer Khan es que las dos personas aprovechen el tiempo juntos como pareja o compañeros afectivosexuales. “La unión física, emocional y mental es más importante que centrarse en la necesidad de tener un orgasmo antes de dormir”. Otro estudio de 2017 de la CQUniversity en Adelaide en Australia encontró que más del 60% de los 282 adultos estudiados informaron haber dormido mejor después de haber tenido relaciones sexuales.

Las claves de una relación de pareja feliz, según la ciencia

Chris Brantner, un entrenador certificado en ciencias del sueño en SleepZoo, reveló que las mujeres experimentaron niveles más altos de estrógeno después del sexo, lo que puede mejorar la fase REM del sueño, el período más regenerativo, mientras que los hombres experimentan un aumento repentino de prolactina, lo que provoca una sensación de cansancio que induce al sueño.

“Dormir no solo te ayuda a dormir, sino que dormir bien te ayuda a tener más relaciones sexuales”, anota el experto, que para aumentar la libido recomienda dormir de siete a ocho horas por noche. El entrenador del sueño afirma que la fatiga excesiva y el mal descanso desequilibra las hormonas y produce un impacto negativo en los niveles de energía y estado de ánimo, lo que hará que sea menos probable que desees tener relaciones sexuales.

Fuente | Healthline



Source link

قالب وردپرس