Pensar positivamente en el embarazo ayuda a los hijos en sus estudios

0
31


Un estudio realizado en la Universidad de Bristol (Inglaterra) ha demostrado que las mujeres embarazadas que tienen la creencia de que existe una conexión entre sus acciones y lo que les sucede tienen más probabilidades de que sus hijos desarrollen mejores habilidades matemáticas y científicas años después.
 

La investigación forma parte de una serie de estudios que  examinan un atributo de la personalidad paterna conocido como el “locus de control“. Este término psicológico hace referencia a la percepción de cada individuo sobre el control de su propia vida.
 

Las personas con un lugar de control externo creen que influyen más los factores que están fuera de alcance, como la suerte y las circunstancias, en el transcurso de sus acontecimientos vitales. Por ello, creen que tiene poco sentido hacer un esfuerzo en tomar decisiones que cambien su futuro. En cambio, las personas con un lugar de control interno, están más motivadas para la acción porque sienten que pueden influir en lo que sucederá.
 

El locus de control de los padres influye notablemente en la crianza de los hijos, y repercute en su desarrollo académico, psicológico e, incluso, en los hábitos alimentarios y de sueño, según esta investigación.
 

Publicidad

Locus de control prenatal
 

Los investigadores examinaron el locus de control (o lugar de control) utilizando respuestas de cuestionarios completados por más de 1600 mujeres embarazadas que participaron en el estudio  Los niños de los años 90. Luego analizaron el razonamiento matemático y científico y las habilidades de resolución de problemas de sus hijos a los 8, 11 y 13 años. Este estudio es uno de los primeros en vincular el locus de control prenatal de los padres a las habilidades matemáticas y científicas de sus hijos años después.
 

Los hallazgos revelan que las madres con un lugar de control interno antes de que naciera su hijo tenían más probabilidades de que fuera bueno en matemáticas y ciencias. En comparación con las madres con un lugar de control externo, las enfocadas internamente también tenían más probabilidades de proporcionarles a sus hijos dietas que ayudaran al desarrollo del cerebro, leerles historias con mayor frecuencia y mostrar interés en las tareas escolares y el progreso académico de sus hijos.



Source link

قالب وردپرس