La historia de la sesión de fotos para ‘Abbey Road’ de The Beatles

    0
    31


    Fue un viernes por la mañana. Los miembros de uno de los grupos más famosos en la historia de la música, es decir, The Beatles, se reunieron afuera de EMI Studios, ubicado en la calle de Abbey Road, en la ciudad de Westminster, en el corazón de Londres. En este mítico estudio serían grabados casi la totalidad de los discos de la banda y otros importantes álbumes de la historia del rock.

    John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Star estaban listos para la sesión fotográfica de su nuevo disco. El fotógrafo, Iain MacMillan, amigo de John Lennon y de Yoko Ono, también se dio cita esa mañana del 8 de agosto de 1969, es decir hace 49 años, y tomó una serie de seis fotografías. La sesión duró alrededor de 10 minutos, los suficientes para obtener una de las imágenes más representativas de la música y sobre la que giran —y siguen girando— teorías e historias que sólo la han hecho mucho más fascinante al paso de los años.

    ‘Abbey Road’, simple

    Se dice que luego de siete vertiginosos años, es decir desde que fuera lanzado en 1962 su primer sencillo, Love Me Do, los miembros de la banda estaban cansados y su relación más bien desgastada. Incluso George Martin, el famoso “quinto beatle”, participó en el álbum sólo después de que McCartney se lo pidiera con ahínco. Martin declararía años después que la grabación de Abbey Road “Había sido bastante feliz porque todo mundo pensaba que sería el último”.

    Así estaban las cosas cuando se estaban decidiendo los últimos toques para el álbum. Everest fue el título sugerido por McCartney, en honor a la marca de cigarrillos que solía fumar el ingeniero de sonido, Geoff Emerick. Incluso, pensó que la sesión de fotos podría ser tomada en el mismísimo Monte Everest. Al parecer los ánimos eran tan pocos que una producción de esa magnitud fue denegada por todos y se decidieron por algo mucho más a la mano. Esto parece casi al pie de la letra pues se tomó el nombre de la calle del estudio de grabación, para ese entonces llamado Emi Studios; en 1985 se cambiaría a Abbey Road, en honor este álbum de The Beatles.

    La portada que cambió la calle, la música y la cultura

    Publicidad

    Abbey Road fue lanzado el 26 de septiembre de 1969. Sus canciones, su alocado lado B —un meadley de 16 minutos—, su sonido único y su icónica portada son algunos de los principales elementos que lo convirtieron en una de las mejores producciones musicales y de las más queridas en la historia del rock.

    En 2012 fueron redescubiertas el resto de las imágenes de aquella sesión fotográfica del 8 de agosto de 1969.

    A estas se suman otras que fueron tomadas por Linda McCartney, en donde muestra a The Beatles en las escaleras de EMI Studios y poco antes de cruzar la calle.

    El álbum Abbey Road no sólo se convirtió en un punto de inflexión en la historia del rock, sino que también transformó otras manifestaciones culturales, incluso el cruce donde se hicieron las fotos. Para empezar, fanáticos de todo el mundo se dan lugar en esta calle de Londres para cruzarla, tomarse fotos y dejar una firma en la fachada del estudio —cada tres meses se vuelve a pintar—. Además, gran parte de Abbey Road es en sí un recorrido turístico. La calle y el estudio han alcanzado la categoría de Monumento Clasificado, un reconocimiento que otorga el gobierno de Reino Unido a lugares con importancia histórica.

    Otro dato curioso es el de el Volkswagen Escarabajo que aparece en la fotografía. Este pertenecía a un vecino del barrio y, aunque su auto se inmortalizó, durante un buen tiempo sufrió el robo de sus placas. El auto original se encuentra en el museo de Volkswagen en Alemania, fue subastado en 1986 por 2,530 libras esterlinas.

    También Abbey Road Studios ha comprendido su gran papel en la historia de la música y ha abierto sus puertas al público. A través de Google podemos visitar el estudio en el que se escribieron varios de los capítulos más importantes del rock.

    McCartney y su homenaje a Abbey Road

    Paul McCartney, uno de los dos Beatles con vida, volvió a cruzar la famosa cebra de Abbey Road hace un par de semanas y realizó una presentación sorpresa para la promoción del disco Egypt Station, su decimoséptimo álbum de estudio en solitario.

    Puedes comentar sobre este y otros temas en nuestra comunidad

    comentar



    Source link

    قالب وردپرس

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here