El holograma de Prince en la Super Bowl: ¿ético o inmoral?

0
15


El uso de los hologramas ha llegado a un uso concreto y cuestionable: recrear cantantes o músicos que han fallecido. Mientras que unos lo defienden al tratarse de un homenaje, de una forma de traer de nuevo al artista, otros consideran que es innecesario, una falta de respeto. Y en todo esto se mezclan las intenciones pasadas del artista.

Este debate llega directo desde la Super Bowl, el gran partido final de la competición nacional de fútbol americano de Estados Unidos. Además de ser el evento más seguido del mundo, en el que 30 segundos de anuncio cuestan la friolera de 5 millones de dólares, en el descanso siempre se hace un espectáculo: el intermedio de la Super Bowl.

El holograma de Prince en la Super Bowl

A partir del 8:50 hasta el 10:10

Publicidad

Y en el intermedio de este año, interpretado por Justin Timberlake, hubo una sorpresa. Al ser la Super Bowl en Minneapolis decidieron hacer un homenaje al difunto Prince, ya que es la ciudad donde nació. Y el homenaje fue lo que revelaron los rumores días antes de la Super Bowl: la aparición de Prince en un holograma gigante, en pleno campo, mientras Justin Timberlake tocaba un piano.

Esto no ha estado exento de polémica. Primero, porque Prince se negó al uso de los hologramas cuando seguía vivo. Segundo, porque la familia de Prince no sólo no dio permiso para que esto sucediera: aseguran que Prince les pidió que esto no ocurriese después de su muerte. Y, por supuesto, muchos fans se han quejado al saber esto, acusando a Timberlake de engrandecerse con la figura de Prince.

En este caso, y sabiendo que Prince siempre ha querido mantener un control muy ferreo sobre su obra, ir contra sus deseos y convertirle en holograma parece de todo menos ético. El artista de Minneapolis se habría negado en vida a que esto sucediera; hacerlo cuando está muerto es ir contra lo que quería.

Prince no es el primer holograma de un muerto

Pero el uso de los hologramas con los artistas no es algo nuevo. Y tampoco raro, como se podría clasificar un concierto de Hatsune Miku. Artistas míticos como Tupac han “vuelto a la vida” de la mano de los hologramas. Y en su momento no causaron tanto revuelo, incluso consiguiendo atraer a muchos.

En el caso de Tupac, el cual podéis ver en el vídeo superior, fue una especie de concierto especial en Coachella. Tupac aparece sobre el escenario como un holograma, y otros artistas (vivos, por suerte) como Snoop Dogg cantando a su lado. Una especie de regreso que dejó contentos a muchos.

Por no hablar de otro mítico de la música, Michael Jackson. En los Billboard Awards de 2014 también se usó un holograma para mostrar al artista sobre el escenario.

Ni Tupac ni Michael Jackson se tratan de casos especiales. Según el Hollywood Reporter, existen muchos artistas que ya se han interesado por esta posibilidad. Existen problemas legales entre varias partes, pero es algo que comenzaremos a ver más a menudo.

Podemos hacerlo, ¿pero deberíamos?

No es lo mismo que ver al artista en vivo y en directo, pero si todo el mundo está de acuerdo, puede ser una manera de revivir a una leyenda. ¿Pero es moral hacerlo, traer a gente que ha fallecido al escenario para que sigan generando dinero? Lo más probable es que sea un tema que de de hablar durante los próximos meses.

Imagen de portada – NBC



Source link

قالب وردپرس

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here