Intel obtuvo un 7% menos de beneficios en 2017

0
33


La tecnológica Intel ha publicado los resultados del cuarto trimestre de 2017, así como del pasado ejercicio fiscal completo, en el que la compañía ha ganado un 7% menos que el año anterior.

El fabricante de chips con sede en California ha dado a conocer los resultados del último ejercicio fiscal. Intel ganó 7.700 millones de euros al cierre de 2017, el 7% menos que el ejercicio anterior. Concretamente, la firma tecnológica sumó un beneficio neto de 9.601 millones de dólares (7.700 millones de euros). El porcentaje descendiente se debe en parte al impacto de la reforma fiscal, que le reportó pérdidas en el último trimestre.

Confirmado: los parches de Intel para ‘Spectre’ y ‘Meltdown’ ralentizan un 6% las CPU

Según la información publicada por Intel, su beneficio neto por acción bajó a 1,99 dólares, frente a los 2,12 dólares del año anterior, cuando ganó 10.316 millones. Sin embargo, los ingresos fueron más elevados, situados en 62.761 millones de dólares entre enero y diciembre, un 6% más que en el mismo periodo del 2016, donde la compañía de chips ingresó 59.387 millones.

Los resultados del cuarto trimestre de 2017 reflejan pérdidas por valor de 687 millones de dólares (15 centavos por acción), que contrastan con el beneficio de 3.562 millones obtenido entre octubre y diciembre del 2016 (73 centavos por acción). La caída del beneficio trimestral obedece al impacto de 5.400 millones en las cuentas de la compañía a consecuencia de provisiones contables debido a la aprobación de la reforma fiscal en diciembre.

Publicidad

Los ingresos del cuarto trimestre han sido de 17.053 millones de dólares para Intel, suponiendo un 4% más que en el mismo período de 2016, en el que se facturaron 16.374 millones. Los beneficios netos fueron de 5.200 millones de dólares (1,08 dólares por acción), un 34% más que en el cuarto trimestre del año anterior.

En palabras del consejero delegado de la tecnológica, Brian Krzanich, 2017 ha sido calificado como año de récord, destacando las inversiones en apartados como la memoria, las soluciones programables, las comunicaciones o la conducción autónoma.

Cabe destacar que en los resultados fiscales no se ha plasmado, al menos todavía, el impacto económico de los graves fallos de seguridad que salieron a la luz pública a comienzos de este mes de enero, afectando a todos los procesadores Intel de la última década y cuyo parche Meltdown-Spectre ralentizará el rendimiento de los procesadores. Este problema ha forzado a actualizar los sistemas operativos en todo al mundo -desde Windows 10 a macOS, pasando por Linux-, así como los propios navegadores.

En torno al presente ejercicio 2018, desde Intel han apuntado que una tasa de impuestos del 14%, derivada del Acta de Recortes en Impuestos y Empleo, “contribuirá a igualar el campo para los manufactureros en EEUU, como Intel, que compiten en la economía global actual”.



Source link

قالب وردپرس

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here